viernes, 25 de diciembre de 2015

Qué


 ¿Qué pasa al volver? 
¿Por qué parece que nunca me he ido de cualquiera de los sitios en los que he sido feliz?


 ¿Qué tiene el sol, que me aprieta lo blando de los ojos hasta hacerme reír de nostalgia?
Es tan importante volver a sentirse parte de las plantitas del balcón... 
No lo sabía.


¿Qué hay que hacer para convertirse en abrazo?
¿Para volver cualquier vida fría y lejana en algo cálido, inclusivo?
Para arrastrar estas raíces nómadas allá donde vaya.

No hay comentarios: