lunes, 22 de junio de 2015

Noche en el islote






Primero la luz, mucho más tarde el pajarillo. 
Hasta que no le oí cantar no me dí cuenta de que habíamos dormido en medio del mar.
Otro fin de semana inolvidable para la mochila danesa.

3 comentarios:

shichimi dijo...

pura envidia ;-)

Vir dijo...

Has estado en San Juan de G.! Tan cerquita!! Besos

Raquel dijo...

¿Sí??? Pues a ver si un día cafeteamos, bonita!! Un besote para ti