lunes, 16 de marzo de 2015

Cabañing


Fin de semana de cabaña con César y familia. 
Un marzo lleno de felicidades intempestivas.


Hay gente que tiene luz, que me sigue recordando que compartir los ratos con amigos es lo mejor de vivir, ya sea haciendo magdalenas, durmiéndose una paranoia de peli, bailando swing en una cabaña petada gente, o improvisando un concierto en el salón. 


Eso sí, para la próxima me llevo un temazo ensayado ;)

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Eres baena total

Raquel dijo...

JAJAJAJA

Best comment ever!!!