lunes, 17 de diciembre de 2012

Nunca



Nunca en mi vida había visto tanta nieve junta.
Nunca había tenido la ventana cubierta de esta manera.
Nunca había dormido tan arriba en la montaña.
Nunca me había dolido así el frío.
Nunca me había despertado con las detonaciones contra avalanchas.
Nunca había visto tan de cerca las excentricidades de los ricos.
Ni me había sabido tan rica la morcilla, ni había dormido tan profundo...

(Ya irán viniendo las fotos, de momento me ocupo de mi cansancio en altitud y mis apéros chez moi)

No hay comentarios: