miércoles, 1 de agosto de 2012

White Buffalo

 
Y de vez en cuando, sin avisar, una voz que enamora.


La música llena las tardes de posibilidades, recuerdos felices y de amigos que están lejos.


Hace calor y yo ando descalza por la madera haciendo planes. 


Un mesecito más de ostras, mochila, carretera y a otra cosa mariposa. Ahora, ni zorra de qué viene después de septiembre... aucune idée, mes amis! Tout est possible!

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Quizás a la búsqueda y conocimiento/aprendizaje de algún otro animal??
Ahora ya los has visto de todos los tamaños!!!

Un besote,
Cecília

lola dijo...

Seguro que lo que se te ocurra o te surja será algo que merece la pena. No te veo desperdiciando los momentos.
Un abrazo.

Raquel dijo...

Tengo algunas ideas molonas, buscaré por los Alpes (franceses o suizos), pero nada en la mano... bueno, sí, que montaña va a haber como me llamo Raquel!! Y nieve y vacas, que las echo de menos :D