lunes, 23 de julio de 2012

Recuerdos









Hacer amigos es posiblemente lo mejor que existe en la vida. 

Poder decir dentro de unos meses: "¿te acuerdas cuando calentamos los crepes en el acantilado y, muertas de risa, nos inventamos los nombres de las constelaciones en francés? ¿y cuando enfriamos el Pommeau en las corrientes de la playa y casi nos lo bebemos entero por estar venga a hablar, venga a hablar? ¿y cuando encontramos aquella feria en el camino y nos quedamos a comer con los demás? ¿y cuando dormimos en el pajar con los otros y por la mañana fuimos juntas a ordeñar a las vacas, antes de irme?..."

:)

2 comentarios:

Silvia dijo...

"¿y cuando me mendaste aquel comentario en el que me decías lo loca que te volvían mis fotos y mis periplos, y así nos conocimos?"

Raquel dijo...

Jajajajaja
No, en este caso nos conocimos de una manera más improbable, analógica y especial que cualquier coincidencia internáutica. ¡¡El mundo que es enano!! :)