lunes, 7 de mayo de 2012

Último y primero


Por vaivenes de la vida, estoy acabando el viaje en el mismo lugar que lo empecé. A pesar de la gravedad del suceso, son posiblemente los días más felices de mi vida. 

Quizás porque me he dado cuenta de algo importante, de que los finales no existen. Las cosas empiezan, siguen, cambian, acaban, empiezan de nuevo, cambian, acaban de nuevo... Todo da vueltas dentro de una extraña permanencia. Sólo hay que saber que existe para saber disfrutarlo. Una vez que sientes que las cosas no se pierden, que sólo se ganan, ya no hay vuelta atrás. 

Por mi parte se acabó la digitalidad, los cuadernos, la necesidad de contarlo todo; seguiré por aquí, aunque de diferente manera. Un abrazo a todos :)

3 comentarios:

Cecília dijo...

a eso se le llama vivir intensamente cada minuto de tu vida.
Un abrazo muy fuerte.

Vir dijo...

No puedo estar más de acuerdo en eso de que los finales no existen... espero que aunque sea de otro modo, sigas contándonos cosas y enseñándonos tus preciosas fotos. Me alegro de que hayas disfrutado tanto!

Paula dijo...

¡Cuánto tiempo sin pasarme por aquí!, por lo que veo sabes invertirlo en cosas que merecen la pena, como siempre es aire renovado ver tus fotografías!:)Un saludo!