viernes, 23 de diciembre de 2011

Diez del Once

Todo el mundo hace listas cuando llega fin de año; últimamente veo muchas de cine y quería hacer yo una. ¡Pero yo no voy al cine! ¿Qué lista hago, entonces? Pues una propia, una del cine que he visto este 2011, imágenes de todos los tiempos, temáticas y estilos. Imágenes sin palabras, porque cualquiera que ponga se queda corta.

Tras mucha deliberación, y un buen puñado de joyas que han quedado fuera, estas son las diez películas que más me han gustado este año, eso sí, no me pidáis que las ordene por importancia, quiero a todos mis hijos lo mismo ;)


I pugni in tasca (Marco Bellocchio, 1965)

Tagebuch einer Verlorenen (G. W. Pabst, 1929)


Sátántangó (Bela Tarr, 1994)


Voskhozhdeniye (Larissa Shepitko, 1977)

Meek's Cutoff (Kelly Reichardt, 2010)

La Tempestaire (Jean Epstein, 1947)

Körkarlen (Victor Sjöström, 1921)

Rain of the children (Vincent Ward, 2008)

L'enfance nue (Maurice Pialat, 1968)

Kes (Ken Loach, 1969)

2 comentarios:

Carlos C. dijo...

¡Estupenda lista! Me encantan la iniciativa y la secundo con mi propia lista (por orden cronológico). Todas son para mí obras maestras absolutas que he visto por primera vez:

- Körkarlen (V. Sjöström, 1920).
- 7th Heaven (F. Borzage, 1927).
- Street Angel (F. Borzage, 1927).
- The Crowd (K. Vidor, 1928).
- Lucky Star (F. Borzage, 1929).
- Otome-gokoro - Sannin-shimai (M. Naruse, 1935).
- Fury (F. Lang, 1936).
- How Green Was My Valley! (J. Ford, 1941).
- Roma ore 11 (G. De Santis, 1952).
- Little Odessa (J. Gray, 1994).
- Moe no Suzaku (N. Kawase, 1997).

A ver cuándo saco siete horitas para ver ese mastodonte (es una película que tengo desde hace años), que Tarr es uno de mis preferidos.

Saludos.

Raquel dijo...

Qué bueno, Carlos, muchas gracias por tomarte el tiempo de hacer la tuya, aunque veo que no has podido resistirte a incluir una número once... jeje ¡Yo estuve a punto de hacer la excepción con Mélinmontant!

Me apunto las que no he visto, sobre todo las de Borzage, que veo que te gusta ;)

De Tarr aún no conozco más, siempre quise empezar a lo bestia, con Sátántangó; me cambió totalmente la percepción del cine (y de muchas otras cosas). Son siete horas intensísimas.

Un abrazo y buenas fiestas.