sábado, 1 de octubre de 2011

Ivan and the Moon


Hace ya unas semanas que vi las fotografías de Daria Tuminas en la revista burn y todavía no me he recuperado del susto. Esta moza, del 84, ha elegido a estos dos chavales de la Rusia rural y remota para su primer proyecto. Se ha ido a su pueblo y ha retratado su día a día, su casa, su familia, y las películas que se montan para pasar el tiempo como todo hijo de vecino. ¿Qué tiene esto de especial? Que es Rusia; el folklore aún sigue vivo, coleando y evolucionando.



Dice Daria que Iván, de 16, y su hermano pequeño Andrei, de 14, también conocido como "Luna", no son adolescentes típicos. Viven en un cuento de hadas, aunque conectados profundamente con la naturaleza: van juntos a cazar y a pescar, saben usar cinceles de carpintero, juegan con fantasmas y no quieren mudarse a la ciudad. Maduros e infantiles. Ingenuos y enigmáticos.

Esto no es jugar a Peter Pan y los Niños Perdidos. Es convivir con la fascinación y el miedo que genera la mezcla entre naturaleza y cultura. Una infancia así debe ser insuperable.