jueves, 20 de octubre de 2011

Gertrude Käsebier









Para sacar algo íntimo de los demás hay que tener primero algo dentro de una misma. Lo que me lleva a pensar que el interior de Gertrude debía de ser vastísimo.

Más en la Wikipedia.

4 comentarios:

Cecília dijo...

La mirada de la 1ª mujer a mi me impresiona. Siento como si con la mirada atravesase al que se la mira.
Seguiré mirando, intenso trabajo el de esta fotógrafa.
Un petó.

Alba dijo...

Menudo descubrimiento, Raquel, estoy enamorada de la mujer de la primera fotografía. Muchísimas gracias por compartir esto :)

Raquel dijo...

Es que la primera mujer (Miss Minnie Ashley) te mira directamente a la nuca. A saber dios qué estaría pensando; yo creo, esto es suposición mía, que posiblemente aprovechó ese momento de intimidad -la Gertrude por lo visto era bastante cercana y suficientemente exótica- para soltar todo lo que se moría de soltar en público pero no podía. Historias que me monto :D

Alba dijo...

Historias que te montas? Es exactamente lo que hay en esa mirada. Franqueza, compañía y desafío, lo que tratándose de una mujer de entresiglos explica el efecto. En serio, increíble!