martes, 6 de septiembre de 2011

Michaël Borremans







Sé que me repito, pero me encanta ver cómo otras personas fabrican cosas, ver cómo conectan su cabeza, su estómago, con la realidad. Así que, para mí, este documental es prácticamente porno:

1 comentario:

Epolenep dijo...

gracias por compartirlo, me lo anoto