martes, 23 de agosto de 2011

El valle oculto



Estoy monotema últimamente, ¿eh? ;)


El caso es que hoy me he acercado a Liendo porque había visto por ahí que se podía acceder a un valle oculto que si pim pam pum. La ruta estaba perfectísimamente señalizada (luego me he enterado de que es un cachito del Camino de Santiago) y las vistas no han estado nada mal. Lo mejor de la tarde, además de los praos tan bonitos, ha sido el inmenso roble bajo el que he merendado en la ermita de San Mamés, en Lugarejos. Retorcido, musgoso, ancestral. Un monumento.





Para el/la que, como a mí, le piquen también los pies: Backpack Gear Test.

No hay comentarios: