martes, 19 de julio de 2011

Linóleo (III)









Ya está, ya lo he manchado. Primero hice unas pruebas en folios malos con la tinta marrón que, vaya, no salieron tan mal. Esta mañana le he pasado el rodillo de negro y lo he apretado contra papel de acuarela fino, del que absorbe poco. Me ha costado extender bien la pintura porque entre impresión e impresión el linóleo se había combado y, además, las partes no talladas han necesitado más cantidad de la que yo pensaba; las primeras pruebas han sido un desastre. Con todo, esto es lo que ha salido:



Los Picos de Europa... ¡al revés!

6 comentarios:

Señor D dijo...

buah que guapada! tienes que hacerlo la portada d tu blog!

Ibán dijo...

Y lo que es la parte "plana" (la no trabajada con la gubia), de la montañas, ¿cómo le has dado esa textura suave que tiene.
Sí que molaría de portada de tu blog. Lo que hay ahora es el perro de Stalker, ¿no?

Raquel dijo...

El perro de Stalker, sí señor. Probaré a poner este por ahí, las montañas siempre quedan bien. :)

La textura sale sola al pasar el rodillo. Supongo que es por la dureza del plástico con el que está hecho, que no absorbe absolutamente nada y lo va dejando en el linóleo tal y como lo ha recogido.

Cecília dijo...

Creo que nunca había visto el proceso del linóleo.
Es bonito el material, el proceso, y sobretodo el resultado.

Ay, los Picos , como me gustaría volverlos a ver y a andar (aunque sudé tinta !!)

Dara Scully dijo...

(nieve negra acariciando las cimas)





pd: sonrisa

Paula dijo...

:o Qué bonito blog!:)
Me gusta mucho como te ha quedado...y las fotos del proceso...dan ganas de trabajar el linóleo!¿Cuánto tiempo has empleado?
Saludos!:)