jueves, 6 de enero de 2011

Sobras


La nouit au Chalet, 1935, Willy Ronis.
Se acabaron las fiestas y se acabó el comer como si no hubiera mañana. Las próximas navidades me parece a mí que voy a hacer una comida "a la David": tortilla, jamón y una botella de vino por la mañana; bandeja con sandwich de salmón ahumado y copa de champagne por la noche, en la cama.

Chubby Checker y todos a bailar.

1 comentario:

Roser dijo...

Fuimos a comer a un restaurante le día de Reyes, por aquello de no meternos en harina...jajaja...y me pareció que la especie humana, hemos perdido totalmente el gusto por el comer, por el beber...no importa lo que pongan...ha de ser mucho y rápido...Me apuntó a tu menú de navidad para el próximo año, evoca tantas bellas imágenes
Besos