jueves, 13 de enero de 2011

Hilo y paciencia









Después de un tiempo de sequía, creo que vuelvo a estar preparada para una nueva manta de retales. Sería mi sexta y, espero, más auténtica creación. Estas que enseño están catalogadas por museos (menos la última, que salió en Frankie) y me han dado varias ideas: usar telas más robustas (pana, tweed...), incorporar detalles cosidos posteriormente (lanas, puntos...), darle vida con formas reconocibles (un zorro, tetris...), y sobre todo: no tenerle miedo a la imperfección, porque es hermosa y necesaria.

Como es de esperar, FolkStreams tiene vídeo sobre el tema.

3 comentarios:

Alba dijo...

Tengo que hacerle una foto a la "mantina" de punto que hace años me hizo mi madre con todos los retales de lana de la casa... Se pasa encima de la cama todo el invierno.

intxaurtsu dijo...

Y tanto que paciencia, son chulísimas

Raquel dijo...

Son joyas que pasan de generación en generación y hay que prestarles cierta atención y cuidado. ¡Cómo me gusta! :)