domingo, 26 de diciembre de 2010

Carretera y manta


Una de las cosas que más me gustan de volver a casa es el día que salgo "a ver mundo" con mi padre. Generalmente nos ponemos un sitio como excusa, pero da igual, el camino es siempre lo importante. La música, las sonrisas, las tonterías de padre, las tonterías de hija, el "te acuerdas cuando"...


Hoy hemos estado en la zona de Vega de Pas y nos hemos encontrado con ella, con la nieve. La carretera estaba plagada de cabañas humeantes, montoncitos blancos y manantiales congelados. Así de congelados:


Nos hemos calentado un poco las manos en Casa Frutos: un riquísimo café con leche y un blanco han sido 1,40€. Difícil de creer, pero no imposible en un bar donde el cocido montañés vale 4 euros.



Y para terminar el domingo, os dejo un vídeo muy chulo: cómo hacer un koi con papel.

No hay comentarios: