martes, 26 de octubre de 2010

Inuits y smetana



Hoy hemos ido a la exposición Rastros del Norte del museo precolombino y he venido loca. Hemos visto piezas de una delicadeza y una estética increíbles. Había unas cucharas de madera con el mango tallado que contaban miles de historias, tomahawks, pipas de piedra, incensiarios antropomorfos que contagiaban el mayor de los respetos, máscaras pintadas, cerámicas geométricas... Cosas que no te puedes imaginar que existiesen.

Y a la vuelta hemos pasado por Troika y hemos comprado pepinillos fermentados, mostaza, galletas y smetana rusa. Rrrrrico.

4 comentarios:

Alba dijo...

La vida urbanita es la vida mejor :)

Entiéndase por urbanita: llena de museos, sitios molones donde comer y comprar comida, barrios de modernos y metro a todas horas.

Lo dice una exyonqui del tema...

Raquel dijo...

Jajajaja Me quedo con lo de los museos y la comida, pero lo de los modernos no me va naaada, y lo sabeees.

Yo lo que quiero es una huerta. Y en eso me ganas. ;)

Ibán dijo...

En Troika suelen tener ricos pescados ahumados (alemanes u holandeses), caballa y así :) ... ¡y chocolate ruso!!!!
Y, ahora que me acuerdo, chucrut que necesita frío (con lo que deduzco que no ha sido sometido a las mismas vejaciones térmicas que el de bote). Solíamos comprarlo en la tienda ucraniana de Hospitalet (en riera blanca), y la verdad es que estaba bien bueno.

Raquel dijo...

Ya, los pescados eran obvios... ¡se huelen desde la entrada! Es una pasada :) Otro día me voy a llevar un poco de alguno, que no hay cosa más mejor para una buena cena. Y también me he quedado con las ganas de coger pan, pero es que ayer hice para toda la semana. Bueno, que he visto tantas cosas nuevas que casi me vuelvo loca. Ja.
Tendré en cuenta la tienda de Hospitalet, mil gracias.