viernes, 22 de octubre de 2010

Donde habitan los barbas





Anoche estuvimos en el concierto de Dillinger Escape Plan y se confirmarion varias sospechas:

- que las barbas (densas cual buena morcilla) están de moda,
- que los tapones de los oídos no sirven sólo para dormir tranquila, sino para no sangrar del tímpano ante tal despliegue de decibelios,
- que los seguratas no deben de estar acostumbrados a objetos sospechosos tales como... manzanas!,
- que el pelo de jevi es suave (el que tenía detrás me "acariciaba" todo el rato con su meneo frenético),
- y que todo mola más cuando al terminar se puede volver a casa en metro.

1 comentario:

Vir dijo...

A mí siempre me ha fascinado la suavidad del pelo de algunos jevis.