lunes, 20 de septiembre de 2010

Kvass y fermentados



El invierno pasado traté de hacer kvass de limón en casa. Debió de pasarme lo mismo que con el T'ej, que me quedé corta con el azúcar y me salió una bebida demasiado seca, tanto que no sabía a nada reconocible. Ahora, mientras escaneaba los carretes viejos, me he encontrado con esta foto de la botella maldita. Sí, la que se escurrió por el techo en menos de un segundo (pasas incluidas). Algo así, pero más bestia:



El vídeo y esta receta tan chula de Ginger Beer los he sacado de aquí.

No hay comentarios: