martes, 13 de julio de 2010

Toda la felicidad en un paquete



Hoy me ha llegado, de forma inesperada, una caja completamente llena de felicidad y cariño. Dentro había pan, pero no cualquier pan, el mejor pan del mundo, hecho por una sabia amiga.



Es de centeno, regaliz y otras muchas cosas buenas. Complejo y deliiicioso hasta la saciedad. Ya me he zampado cuatro rebanadas en una mañana y creo que no puedo parar.



También traía este paquete una bolsita con masa madre gallega, mimada por otras manos atentas, y que ahora va a acompañarme durante el resto de mi vida. :)


Y por si fuera poco, en la caja encontré una perfecta mermelada de frambuesa. ¡Con lo que me gusta a mí la mermelada! No quepo en mí de la emoción. Soy la más feliz.

Cosa buena esto de tener gente especial a tu alrededor. :))

No hay comentarios: