miércoles, 14 de julio de 2010

Escape







Cuando el ambiente se satura de emoción lo mejor es agarrar el manillín y salir a buscar nuevos paisajes. Si encima tienes la suerte de que en medio del camino comienza a llover... considérate el más afortunado.

Esta página es una mina.

No hay comentarios: