jueves, 10 de junio de 2010

Mi 8mm



Lo que me he encontrado organizando las cajas de la mudanza: mi Yashica T3.



Me la regaló Lucas hace años por mi cumple, y nunca la he llegado a usar porque no encontraba sitios donde vendiesen y revelasen 8mm (que no es lo mismo que super 8). Es una máquina preciosa, llena de engranajes, ruedas, y demás cosas bellas.



Particularmente me encantan las fundas de cuero de estas máquinas antiguas. Siempre he guardado las de las cámaras de fotos que he ido comprando, aunque la cámara en sí haya dejado de funcionar. Nunca se me ha roto ningún enganche, sólo se desgasta delicadamente. Antes se hacían las cosas para que durasen.



Y aquí en movimiento. Venía con cintas en cajas metálicas de Kodak. Increíble.

No hay comentarios: