lunes, 28 de junio de 2010



Hay plantas adventicias realmente preciosas. Esta ha salido entre los abetos y tiene unos paquetitos muy graciosos donde guarda sus preciadas semillas. Me paro a verla cada vez que paso por allí, a ver cuánto dura hasta que alguien la arranque.

Meursault prometen. El Banjo es un sonido increíble, me tranquiliza...

4 comentarios:

sendark dijo...

Qué coincidencia, yo conozco al cantante de Meursault, son de Edinburgo, empezaron hace igual un par de anyos y cada vez se hacen más grandes. Has escuchado el disco nuevo?

Un saludo desde escocia

Raquel dijo...

Ho-tia! Que coincidencia. Pues estoy en ello, y me está gustando!

Miss Nono dijo...

yo me comía esas semillas cuando era pequeña! las llamábamos panecillos.

Raquel dijo...

Jajaja ¡Qué bonito eso Miss Nono! Gracias por contarlo. Lo que comíamos de niños... :)