viernes, 11 de junio de 2010

Hambre







Me encanta comer huevos duros así, a mordiscos. Es la sofisticación de lo primitivo.

No hay comentarios: