jueves, 18 de marzo de 2010

Brioche de Hamelman







Sin ninguna duda, este es el mejor brioche que he tenido entre mis manos en toda mi vida. Y lo que más ilusión me hace es haberlo hecho en casita. Tenía en mente mi prueba con el brioche de Elizabeth David (que no me salió muy bien...) y he estado bastante escéptica hasta que he partido el primer pedazo.

Es ligero, huele infinito a mantequilla de la buena, la corteza es delicada y quiebra al tocarla, la miga es espectacularmente suave... No sé qué decir.

Hamelman está sorprendiéndome, y mucho.

No hay comentarios: