sábado, 16 de enero de 2010

Desayuno con pan



Aunque ya no escriba tanto sobre ello, sigo horneando pan en casa. Esta semana hice queso con la leche fresca del mercado y, por supuesto, guardé el suero para utilizarlo en otras cosas. Así que al día siguiente hice una deliciosa hogaza con suero, trigo y espelta, con masa madre como única levadura. Ha salido muy jugosa, tierna y dulce (aunque no lleva azúcar).

La hice por la noche, cuando el olor de pan recién horneado llena la casa hasta la hora de dormir. En la misma hornada metí un pain d'epices con bien de miel, jenjibre, pimienta de jamaica y canela. Esta mañana ha sido muy fácil levantarse a desayunar.



No hay comentarios: