martes, 29 de diciembre de 2009

Classic







Gracias, Elizabeth David, por escribir esta maravilla de libro. Me dan ganas de tomarme una copita de vino a tu salud, eso sí, mientras me cocino un maravilloso pescado plakí, o unos cenci azucarados. Sólo una cosa: se dice Gazpacho, no Gaspacho. Por lo demás, un diez.

No hay comentarios: