martes, 5 de mayo de 2009

La ciencia

La ciencia del pan me sigue apasionando. Hay tantos factores que influyen en el resultado fnial de la hogaza (la temperatura, las cantidades, las grasas, los cortes,, la humedad...) que es difícil no obsesionarse una vez que se ha profundizado un poco en este mundo.


Una amiga me ha traído esta harina 00 de Italia. ¡Qué ilusión! Es la primera harina "extranjera" que tengo y estoy que no me aguanto las ganas que tengo de hacer una barrita con ella.



Y este pan de casi un kilo es de soja integral y leche. Cuando lo estaba mezclando (me "inventé" la receta, ahora que me siento un poco más segura...) me venía un olor un tanto raro, no desagradable, pero raro. Pensé en tirarlo a la basura, pero lo dejé unas 20h en el frigorífico para que la masa madre hiciera de las suyas. Y el pan que ha salido es... ¡realmente rico! Blandito, consistente, delicado... lo repetiré seguro. A veces hay que terminar las recetas para saber si la lógica inicial (y también ese sexto sentido a la hora de elegir los ingredientes) funciona. :)

No hay comentarios: