domingo, 8 de febrero de 2009

Harina, agua y sal.

Hoy es domingo y, como manda la tradición, he horneado una hogaza de pan. Esta vez sólo he utilizado harina, agua y sal (y masa madre, claro). Después de un par de fallos que tuve el mes pasado decidí investigar más, y en cuestión de semanas he aprendido muchísimo, me he informado, he leído, he experimentado... Resultado: el pan que nos hemos comido hoy era posiblemente el mejor de todos los que he hecho nunca. Y tan felices. :)




No hay comentarios: