jueves, 12 de febrero de 2009

Aquellas cosas destinadas a permanecer en lo oculto...

Esto es a lo que me refería ayer, pero mejor exlpicado en palabras de Arthur Schlesinger y Gustavo Puerta (se puede leer el texto entero en Babar) :

"Arthur Schlesinger logra captar en pocas palabras el profundo sentido que tienen los cuentos clásicos. Sostiene que ellos "cuentan a los niños lo que ya saben de un modo inconsciente: que la naturaleza humana no es innatamente buena, que los enfrentamientos son reales y que la vida es difícil antes de llegar a ser feliz; y, de este modo, los tranquilizan con respecto a sus miedos y su sentido de la identidad".

Gracias a los cuentos clásicos "aquellas cosas destinadas a permanecer en lo oculto salen a la luz". Lo ominoso tiene cabida en ellos. Y acompañado por la figura protectora del padre o la madre, por el cobijo de una voz conocida que relata este caudal estético, por la identificación del monstruo y la experiencia catártica de la lectura. El niño nutre su legado simbólico y sus vida psíquica."


Por cierto, me muero de ganas de tener este libro:

No hay comentarios: