viernes, 27 de junio de 2014

L'apprentie

He acabado mi aprendizaje en la panadería y ya estoy en España. 

Siempre es difícil cambiar de sitio, dejar a gente querida atrás, la incertidumbre de los pasos a tientas... pero también, siempre, hay una emoción inesperada, una especie de orgullo de haber estado "ahí" que lo empapa todo de cariño y no deja lugar al abatimiento. Fuerzas para seguir apreciando lo que pasa ahora, con todo lo aprendido ayer.

Ha sido sólo un año, pero tan intenso en experiencias, que tengo la impresión de haber terminado un aprendizaje de vida.

Como siempre, algunas imágenes borrosas del año en el que menos saqué la cámara del bolsillo. Esto va por ellos:



Edito: el poema del principio es de Bukowski (en español aquí):

your life is your life
don’t let it be clubbed into dank submission.
be on the watch.
there are ways out.
there is a light somewhere.
it may not be much light but
it beats the darkness.
be on the watch.
the gods will offer you chances.
know them.
take them.
you can’t beat death but
you can beat death in life, sometimes.
and the more often you learn to do it,
the more light there will be.
your life is your life.
know it while you have it.
you are marvelous
the gods wait to delight
in you.

jueves, 5 de junio de 2014

Estanque de vida






Me he quedado de piedra al ver estos grabados en madera chinos. Por alguna extraña razón creía que el gusto estético de los chinos era una especia de rococó pálido medio-cutre. Algo así como los restaurantes o las tiendas de plastiquetes. Hhhhnnn!! Error. Ignoracia en tu cara. Está claro que estamos muy lejos, no nos conocemos. Esos momentos cuando descubres algo que lleva ahí mucho tiempo sin tu conciencia de su existencia y te sientes una mierdas (muy feliz y muy emocionada).

Lo he encontrado en una de las mejores páginas de todo internet, 50watts. El resto del catálogo está disponible aquí.

martes, 13 de mayo de 2014

Omo


En Etiopía, en el valle del Omo, hay niños fuertes...


...majos...


...salvajes...


...sabios...


... y absolutamente mágicos.


Como todos los niños del mundo cuando les dejan.

Más fotos en el blog de McCurry.